La Comisión Europea desvela su millonario plan de transición energética

"Este es un mensaje a los mineros de Asturias, Macedonia occidental y Silesia". La Comisión Europea desveló así este martes su "mecanismo de transición justa" para financiar la transformación energética en unas inquietas regiones dependientes de energías fósiles.

Su actual titular, Ursula von der Leyen, convirtió al clima en una prioridad para la Comisión con su "Pacto Verde", presentado en diciembre días después de su llegada al cargo, y que aboga por lograr la neutralidad de carbono para 2050.

Pero esta transición se anuncia costosa, máxime cuando Bruselas estima que se necesitan 260.000 millones de euros anuales (unos 290.000 millones de dólares) de inversiones adicionales para cumplir con sus ambiciones.

El objetivo del "plan de inversión para una Europa sostenible" desvelado ante los eurodiputados en Estrasburgo (noreste de Francia) busca promover las inversiones necesarias, movilizando a los actores públicos y privados, y asegurarse que nadie se quede atrás.

"Es nuestro juramento de solidaridad y justicia con aquellos que se enfrentan a los retos más graves, para que hagan el camino con nosotros", dijo ante el pleno de la Eurocámara el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans.

Uno de los dispositivos de este plan de inversiones, que la Comisión cifra en hasta en un billón de euros en diez años, es el "mecanismo de transición justa" y su primer pilar: "el fondo de transición justa".

El Fondo de Transición Justa contaría con 7.500 millones de euros entre 2021 y 2027, es decir durante el período del próximo presupuesto plurianual de la Unión Europea), actualmente en negociación en el bloque.

Este fondo, que se inscribiría en la política de cohesión entre regiones, busca apoyar únicamente a las regiones para las que la transición energética es una "cuestión existencial" por su dependencia a las energías fósiles, como en Polonia o Grecia, pero también Alemania.

Los recursos económicos se otorgarían mediante criterios estrictos, para "garantizar" que los fondos "se destinen a las regiones que enfrentan los mayores retos", explicó a los periodistas la comisaria de Política Regional, Elisa Ferreira.

Cada euro invertido en el fondo de transición justa debe estar acompañado de una confinanciación en el país donde se encuentra la región afectada.

A este, se le sumarán otros dos "pilares" del mecanismo: financiación a través del programa de inversión InvestEU y préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), llamado a ser el "banco climático" del bloque.

Según las estimaciones de la Comisión, el "mecanismo de transición justa" podría movilizar unos 100.000 millones de euros.

– Tranquilizar a los países reticentes –

Con esta propuesta legislativa sobre el mecanismo de transición justa, que la Eurocámara y los países de la UE deberán negociar a continuación, la Comisión busca tranquilizar a los países del Este, todavía reticentes a sumarse a esta transición.

Polonia, preocupada por el costo económico y social de su transición, rechazó adherirse al objetivo de neutralidad climática para 2050 durante la cumbre europea de diciembre.

En una declaración conjunta ese día, los mandatarios ya "acogen con satisfacción" las propuestas futuras que "tendrán el objetivo de facilitar 100.000 millones de euros de inversiones" durante los próximos 10 años.

El mecanismo detallado este martes se sumará al dinero consagrado al clima en el conjunto de las políticas de la UE, es decir el 25% del futuro Marco Financiero Plurianual (MFP) definido por la precedente Comisión Europea de Jean-Claude Juncker.

Estos anuncios generaron escepticismo en el presidente de la comisión de Presupuesto en la Eurocámara, Johan Van Overtveldt, para quien la Comisión "hace promesas sobre el presupuesto a largo plazo de la UE que todavía debe ser aprobado".

El objetivo es apoyar las zonas donde las emisiones contaminantes vinculadas a la industria y a la producción de energía son mayores, de cara a apoyar el desarrollo de nuevas tecnologías y la reconversión o formación de los trabajadores del sector afectados.

mla-tjc/age

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *